RECETAS              MENÚS FAMILIARES              CAFÉ DEL VIERNES              FOTOS              CONOCIENDO A...

27/1/17

LA RECETA DE PAN DEFINITIVA


Lo primero, aclaremos el título. Es la receta de pan definitiva para aquéllos que nos gusta hacer pan en casa, pero no tenemos panificadora y no nos gustan las complicaciones. Tampoco somos expertos en harinas y levaduras. Es decir, es la receta de pan definitiva para aquéllos que nos gusta el pan, nos gusta la experiencia de hacer el pan en casa, pero sin mayores aspiraciones ni complicaciones.

Dicho lo cual, te cuento que llegué a esta receta porque mi amiga Begoña la hizo y dijo que estaba espectacular. Su opinión la tengo en muy alta consideración, así que decidí hacerla.

Ella encontró la receta vía Pinterest. La historia de la receta es muy bonita. Es una receta que se publicó en el New York Times; Mark Bittman compartió la receta del propiterio de la panaderia Sullivan Street Bakery, Jim Lahey, y tuvo mucho éxito por la sencillez de la misma. Tanto éxito que dicen que las ventas de pan en Manhattan disminuyeron porque la gente empezó a hacer el pan en casa! Aquí tienes un video donde los dos preparan el pan juntos.

Es una receta que no precisa amasado. Solo necesitas tiempo. Y un recipiente para la cocción que tenga tapa.

La primera vez que lo hice la verdad es que todos nos quedamos en casa alucinados. El resultado es un pan tipo chapata con la corteza super crujiente y un miga muy muy rica. La segunda vez, también salió buenísimo pese al cúmulo de adversidades que se fueron sucediendo (todo debido a mi torpeza, no a la receta). Así que es una receta a prueba de bombas.

Como te decía antes, necesitas tiempo, porque vas a tener que dejar la masa reposando casi un día. Es decir su preparación tendrás que planificarla, pero tiempo a ti no te va a quitar ni un segundo!. Y respecto al recipiente con tapa puedes utilizar una fuente tipo pyrex, cazuelas de barro con fondo, ollas tipo LeCreuset, o moldes de aluminio (necesitarás dos, uno que hará de base y otro de tapa).

Después de los preliminares, vamos a lo importante! La receta!

Ingredientes:
. 1 taza de harina de trigo (sin colmar)
. 2 tazas de harina de fuerza (sin colmar)
. 1 taza de agua (llena hasta arriba)
. 1 cucharadita de levadura seca de panadero
. 2 cucharaditas de sal
. Harina extra para espolvorear


Nota de correspondecias de las medidas: 1 taza tiene una capacidad de 300 ml y una cucharadita son 3 gramos.

En un bol grande pones los ingredientes secos (harinas, levadura y sal) y los mezclas. Después añades el agua y lo mezclas todo bien. Recuerda, es mezclar, aquí no se amasa. Yo utilicé una cuchara de madera porque no me gusta guarrear con las manos. Tiene que quedar todo bien mezclado.



Tapa el bol con film transparente y con un trapo, y lo dejas reposando a temperatura ambiente. Yo lo preparé una tarde y lo dejé 24 horas. En verano no es necesario dejarlo tanto tiempo.

Al día siguiente verás que la masa ha crecido en tamaño y está llena como de pequeñas burbujas.


Espolvorea harina en la encimera o mesa donde vas a trabajar la masa, y espolvorea también la masa. Estírala hasta formar una especie de rectágulo, y la pliegas sobre sí misma, es decir de derecha a izquierda y de arriba a abajo. Le das la vuelta, y pones esa bola de masa sobre un papel de horno tambien espolvoreado de harina, dejando esos pliegues sobre el papel. Lo tapas (le puedes poner encima el bol donde tenías la masa reposando) y lo dejas unos 45 minutos. Este paso se tarda en hacer 2 minutos, creo que he tardado yo más en escribirlo.

Un rato antes de que terminen esos 45 minutos, enciendes el horno a 250ºC y calientas el recipiente donde vas a hornear el pan (la base y la tapa, todo). Cuando esté bien caliente, lo sacas, lo espolvoreas con bastante harina para que no se pegue el pan.

Coges la masa que tenías tapada y la colocas en el recipiente, dejando la parte lisa hacia abajo y los pliegues hacia arriba. Pones la tapa y lo metes en el horno a 250ºC y se hornea durante 30 minutos. Pasado ese tiempo, le quitas la tapa y lo dejas horneando unos 10-15 minutos más, hasta que esté doradito.

Sacalo del horno y lo dejas enfriar sobre una rejilla.

Y ya tienes el pan listo. Ya me contarás si te gusta. Desde luego en mi casa ha sido todo un éxito!


PD. Es de bien nacidos ser agradecidos, así que el enlace que me envió mi amiga Begoña para la receta es el siguiente.
Pan super fácil sin amasar
 

1 comentario :

  1. Que bueno prima. A ver si lo puedo probar este fin de semana. Un beso

    ResponderEliminar