RECETAS              MENÚS FAMILIARES              CAFÉ DEL VIERNES              FOTOS              CONOCIENDO A...

21/7/16

Road-trip por Francia: La Bretaña Francesa Sur

Hace unos días Lo en las Nubes decía que tenía pendiente escribir un post sobre su viaje a Francia del año pasado, y me recordó que yo también lo tenía pendiente. Pero me veo incapaz de resumir el viaje en una única entrada. El año pasado cuando volvimos, te conté el recorrido de nuestro viaje y cómo habíamos buscado los alojamientos. He decidido trocear el viaje en zona y te las voy a ir contando.

El viaje a Francia lo seguimos teniendo muy presente en casa. De todas las zonas por las que pasamos sería difícil elegir una, como favorita, pero la que te traigo hoy aquí me conquistó. Quizá porque fue la menos turística, o la menos conocida para mí a priori. Solo te puedo decir, que yo me visualicé en una casita en la playa de Carnac o en Pentrez, pasando largas temporadas. Bien es cierto, que fuimos muy muy afortunados con el tiempo, pero me imagino que es como mi querida Coruña, que hasta con el cielo gris y lloviendo es preciosa.

¿Te vienes conmigo a la Bretaña Francesa, a la parte sur? Recuerda que esto no es una guía de viaje. Te voy a enseñar lo que nosotros vimos, y estoy segura que nos dejamos un montón de lugares preciosos sin ver. Razón de más para volver y visitarlos. Así que cualquier sugerencia será más que bienvenida!

Arrancamos... Salimos por la mañana desde Nantes, dirección Carnac. Llegamos a la hora de comer e hicimos picnic en la playa. Una playa alucinante de arena finísima blanca y plata, y un agua azul preciosa. Después de comer, fuimos a visitar los alineamientos de Carnac (Wikipedia dixit: conjunto de alineamientos megalíticos, es el monumento prehistórico más extenso del mundo, y fue erigido durante el Neolítico, en algún momento entre los milenios V y III AC.) y cogimos un trenecito turísticos que nos llevó por la costa visitando unas playas llenas de surferos y un pueblo de cuento, Trinidad del Mar, con un puerto deportivo precioso y mucho ambiente en la calle.





Desde allí cogimos de coche de nuevo y nos fuimos a Doëlan. Pueblecito con un pequeño puerto natural, un faro en el que te imaginas a un farero de barba blanca y pipa en la boca. Dimos un paseo y merendamos en un food truck donde confieso me he tomado el mejor gofre de la historia. Le pedí a la chica que los hacía la receta, pero fue muy celosa de su intimidad y no quiso darme las cantidades de la masa.... Tendré que volver...




Y no te pudes perder Pont-Aven, pueblo inspirador de pintores como Gaugin. Y estando allí entiendes por qué. Es un pueblecito construido a la vera de un río, donde cada casa, barco, planta, tienda, pez,.. parece estar colocado a propósito para ensalzar la belleza del entorno.


El día se acercaba a su fin, pero nos esperaba con un regalo final. Llegamos a Pentrez. Al atardecer... debe ser que yo disfruto de los momentos sencillos y son los que mi cabeza desmemoriada almacena. Lo estoy visionando... Una playa infinita con marea baja y el sol reflejado en la arena húmeda... Fuimos rápidamente a dejar las cosas en el apartamento (un apartamento abuhardillado encima de una creperie), cogimos unas chaquetas por si refrescaba y nos bajamos a la playa. Y no hicimos nada.... salvo disfrutar. Las niñas corrieron y jugaron, y nosotros con ellas. Fue un momento, como diría mi madre, de felicidad. Un momento de felicidad de esos que se atesoran para siempre. Nos mojamos los pies en el agua, jugamos con las sombras que la puesta del sol nos regalaba, bailamos, escribimos en la arena nuestros nombres, buscamos conchas,... Con el corazón feliz nos fuimos a la cama para prepararnos para nuestro segundo día por estas tierras...

 

Dejamos Pentrez por la mañana, con la playa llena de gente haciendo kitesurf y nos dirigimos a Locronan, un pueblo medieval de cuento. Un cartel a la entrada anuncia que pertenece al club de los pueblos más bonitos de Francia. Nada más poner un pie en sus calles, no tiene más que darles la razón. Está todo perfectamente conservado. Un pueblo sin coches, todo de piedra. Allí nos compramos para los 5 las camisetas de rayas de los marineros bretones e hicimos acopio de galletas bretonas que nos apasionan. Y había unas hortensias gigantes por todos lados, con tonos azules, morados, rosas,... En la plaza principal un músico tocaba un organillo antiguo, lo que te hacía viajar en el tiempo y trasladarte al medievo a través del sentido del oido. Se nos fue la mañana paseando por sus calles.


Dejamos Locronan y nuestra idea inicial era visitar la punta de Raz, el punto más occidental de la Francia continental, pero los lugareños que nos advirtieron que era más bonito ir a la península de Crozon y recorrerla. Y nosotros, que somos muy fans de seguir los consejos de la gente de la zona, allá nos fuimos. Recorrimos toda la península por la costa, viendo acantilados impresionantes y playas salvajes. Nos metimos por unas carreteritas que a veces pensábamos que no íbamos a poder pasar por ellas. La verdad es que pasamos más tiempo allí del que inicialmente teníamos pensado. Pero esa es la ventaja de los road-trips, que vas adaptando el viaje en el momento. Aunque nos quedamos sin ver la costa de granito rosa en Perros-Guirec (tendremos que volver...), pero teníamos que llegar a dormir a Saint-Malo. Esa parte del viaje te la contaré otro día....


Como te he dicho al principio, esta parte de Francia personalmente me encantó. Como verás, no visitamos las grandes ciudades de la zona, como pueden ser Quimper o Brest, este vez priorizamos los pueblecitos y pequeños rincones con encanto.

He disfrutado escribiendo este post, recordando las vacaciones del año pasado. Así que en breve, te contaré nuestra visita al Mont Saint Michele y sus alrededores!


2 comentarios :

  1. Acabo de venir de Bretaña en mi viaje de luna de miel y me encuentro este post, que maravilla y que recuerdos! Nos conoceremos en la presentacion del calendario de Silvia el 14, asi charlamos, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué destino más precioso para luna de miel! NOs veremos en la presentación, pero ya nos conocemos. Coincidimos en una cena en casa de Silvia a finales de junio.
      Un abrazo!

      Eliminar