RECETAS              MENÚS FAMILIARES              CAFÉ DEL VIERNES              FOTOS              CONOCIENDO A...

10/11/15

Road-trip por Francia: Galette Bretona

Creperie en Locronan - Bretaña Francesa
Ya estoy aquí de nuevo para contarte más cosas del viaje de este pasado verano por Francia. Quizá estoy espaciando mucho los posts de este tema, pero a mí me sirve para "prolongar" estas vacaciones que han sido tan especiales.

Hoy no te vengo a hablar de un lugar en particular, sino de un plato que nos ha acompañado a lo largo de todo el viaje, las Galettes Bretonas. Las hemos tomado prácticamente en todas las etapas del viaje, así que nos podemos considerar expertos catadores.

La primera vez las pidió mi hija Marta en un chiringuito de la playa de Milady en Biarritz, y nos llamó la atención el color del crêpe. Y digo crêpe, y lo digo mal, pero es que partíamos de una idea errónea y era pensar que todos eran crêpes, salados o dulces. Pero no, la masa del crêpe tiene unos ingredientes y la galette otros, siendo su diferencia fundamental la harina, y es que la galette se prepara con harina de trigo sarraceno (farine de blé noir) y su color es más oscuro que el crêpe y su sabor también es distinto, algo más intenso.

El relleno de la galette bretona es jamón y queso, y si lo pides completo además le ponen un huevo.

A la vuelta a España, decidí incorporarlo a nuestro menú habitual, como opción al sandwich o las quesadillas de jamón y queso, pero me encontré que en el supermercado no había esa harina. Pero fue fácil encontrarla en herbolario. Después de buscar la receta en Internet (no caí en preguntarla en alguno de los restaurantes donde las comimos) he visto distintas opciones y yo he hecho una mezcla de todas.

Ingredientes:
- 250 gr de harina de trigo sarraceno.
- 500 ml de agua.
- 1 huevo.
- 1 cucharada (de café) de sal.
- Una pizca de pimienta negra.
- 2 cucharadas de aceite de oliva.
- 1 cucharadita de miel (yo no le puse y estaban muy ricas igualmente).

Preparación:

En un bol grande mezcla la harina de sarraceno, la yema del huevo, y un poco de agua. Se forma un amasa espesa. Monta la clara a punto de nieva, añade la sal y la pimienta, y el aceite. Une las dos mezclas y añade el agua hasta tener una masa homogénea, sin grumos.

Cubre el bol y deja reposar la masa durante al menos media hora en la nevera.

Utiliza ahora una sartén especial para crepes, o una de diámetro pequeño. Unta la sartén con un poco de aceite. Llena un cucharón con la masa y extiéndela uniformemente en la sartén.

Deja que se dore por un lado y luego, con cuidado, le das la vuelta.

Ahora empezamos con el relleno, la normal es con jamón y queso, y la completa con un huevo.
Lo complicado (será cuestión de práctica) es al poner el huevo, evitar que la clara se 'desparrame'. Yo utilicé un cortapastas para contenerla.

Al mismo tiempo, hay que doblar los bordes de la galette y formar un cuadrado. La técnica hay que depurarla (yo por lo menos), así que las vamos a hacer mucho hasta que nos salgan perfectas.


1 comentario :