RECETAS              MENÚS FAMILIARES              CAFÉ DEL VIERNES              FOTOS              CONOCIENDO A...

1/7/15

Mis imprescindibles en la bolsa de la piscina (antes y ahora)

¡Ay, aquéllos años! Cuando yo bajaba a la playa/piscina con mi bikini puesto, la toalla colgada al hombro, el pareo atado a la cintura y bote de potingue para morenearme en la mano... Reconozco que en mis años mozos fui una loca insensata que me ponía aceite de bebé, manteca de zanahoria sin protección o similares para tomar el sol. Algún día eso me pasará factura.

Con los años mi bolsa de la playa ha ido evolucionando. Lo primero fue tener bolsa que llenar. Tengo entre mis 'pendientes' tener un buen capazo de paja, que por supuesto decoraré, pero a día de hoy estoy contenta con mi bolsa de loneta.

Después, lo primero que llenó mi bolsa fueros las cremas y lociones protectoras. He pasado de ser una insensata a ser una histérica de la protección (mujer de extremos). Y en la actualidad tengo varios productos en el neceser específico de las cremas: especial para la cara (encantada con la BB Cream de Garnier Delial, que además de tener protección 50, te unifica el tono de la cara y te da un mejor aspecto), un par de botes de protección 50 para las niñas y mi marido (para las niñas cojo lociones que se extiendan bien, me suelo decantar por Nivea, pero también compro lociones en la farmacia). Para mí cojo con algo menos de protección. Este año estoy probando de la marca Hawaiian Tropic y me encanta todo: olor, hidratación, textura,... Por supuesto en ese neceser incluyo un cepillo de pelo y una bandana ancha que me cubra la cabeza. Imprescindible también (y más en estos días de calorazo que estamos sufriendo teniendo) una botella de agua congelada. Hay que hidratarse por fuera y por dentro.
Si fuese yo sola la que bajase a la piscina, esto que te he mencionado con la toalla, mis gafas de sol y un libro conformaría mi kit piscinero... pero yo soy yo y mis tres princesas que me siguen. Desde el año pasado, las dos mayores preparan sus propias bolsas de la pisci, con sus toallas, gafas de bucear, y algún bañador de recambio. Y yo llevo lo de la peque, pero siempre aparecen misteriosamente algunos extras en mi bolsa.... Veáse, algún bañador más (según ellas, por si acaso....), algún juguete (hoy había una mini-pistola de agua, las cartas, que ya son un clásico, y un juego para la piscina).


Y ahora han metido en mi bolsa su tesoro más preciado, porque saben que en mi bolsa corren menos riesgo que en las suyas, sus nuevas gafas de sol. Querían unas gafas TU-IT como las de mamá. Ellas encantadas por tener gafas de 'mayores' y yo tranquila porque sus ojos están protegidos con unas lentes buenísimas....

Lo dicho... ¿dónde quedaron esos años en los que yo bajaba a la piscina ligera de equipaje

4 comentarios :

  1. Pues a mí tu bolsa de rallas me parece lo más de lo más, mucho mejor que cualquier capazo de paja
    Y esas gafas TUIT son increíbles para los peques

    ResponderEliminar
  2. Doy fé y además esos bañadores extras, me han venido bien en algún momento, vecina...

    ResponderEliminar
  3. Donde esté la bolsa de lona que se quite el capazo de paja, que el la pisci aún, pero en la playa la arena se mete por los recovecos...

    ResponderEliminar
  4. Yo este año me he decantado por las cremas de Vichy, me gustan mucho tanto para cara como cuerpo. Tengo el formato de 100ml de las de Hawaian Tropic para mis escapadas en avión sin facturar y también me encantan... qué olorcito!!!

    ResponderEliminar