RECETAS              MENÚS FAMILIARES              CAFÉ DEL VIERNES              FOTOS              CONOCIENDO A...

22/5/15

Café del viernes: cambio de ropa de temporada


Lo primero y antes de que te sientes para el café, quería pedirte disculpas. La semana pasado no asistí a nuestra cita semanal de nuestro café. De veras que lo siento. Pero se me mezcló un ataque de alergia fuerte con un catarrazo y no podía abrir los ojos ni para escribir. Me molestaba bastante estar escribiendo delante de una pantalla. No me lo tengas en cuenta....

Así que este viernes cojo la taza con más ganas.

Tengo ganas de contarte un hecho que me ocurre todos los años por estas fechas. Y es cuando por fin me decido, busco tiempo y hago el cambio de ropa de temporada. De repente, vienen unos días con temperaturas más altas, las hay osadas y valientes que lucen piernas sin medias e incluso sandalias... Así que con valor e 'ilusión', me dispongo a la tarea de hacer el cambio de ropa de temporada. Y no solo el mío claro, el de mis tres hijas también..... Lo confieso sin pudor. Es una tarea que no me gusta nada, incluso te diría que me pone de mal humor.

Y lo peor no es eso... después de varios días con ropa de todo tipo, tallas y colores pululando por casa, cuando ya doy por finalizada esta tarea, bajan las temperaturas.... Esto es un hecho científico que no sé por qué nadie ha estudiado en profundidad. ¡Vamos se merece, como poco, una tesis doctoral! Es un hecho similar a que llueva cuando lavas el coche o que venga el autobús cuando enciendes un cigarrillo...

Menos mal que yo sigo los consejos de mi querida Andrea Amoretti, y había dejado mucha ropa de entretiempo. Además este año he sacado la ropa que me voy a poner, y no he guardado, de la ropa de invierno, ningún 'por si acaso'. He tirado/donado camisas blancas por doquier y me he puesto una nota en el armario recordándome que tengo que aprovechar las rebajas para comrar camisas nuevas (lo mío con las camisas y camisetas blancas en una adicción de libro).

Querida Andrea, ya sabes que tengo tus pistas de estilo puestas en mi armario y yo creo que él lo agradece. Me sigue sin gustar esta tarea, pero haciéndola de 'tu mano' por lo menos la hago con una sonrisa en la boca.

Se nota que no habíamos hablado la semana pasada, y menudo speech me he marcado.

¿Tú qué tal? ¿Has hecho el cambio de ropa de temporada?

6 comentarios :

  1. Lo de la bajada de las temperaturas justo después de hacer el cambio de armario es un hecho científico. Lo hagas cuando lo hagas!
    Yo también lo odio.
    menos mal que tenemos a Andrea!!

    Besos mil

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, cuanto tiempo!!! No habrá coinicido la alergia con el cambio de armario?? Porque cada vez que yo remuevo ropa, me pillo una tremenda, he tenido que ir a urgencias incluso a pincharme más de una vez porque se me ponían los ojos hinchados, una lata!!
    De verdad que ocurre siempre, cuando te decides a cambiar de ropa, cambia el tiempo, es como cuando por fin te animas a lavar el coche y llueve, que rabia da... Sí que deberían hacer un estudio, jajaaa!!
    Besotes guapa!!!

    ResponderEliminar
  3. María ya te dije que para el próximo cambio de temporada te lo hago yo, que me encanta!!
    Voy a poner de moda aquí lo de "Organizadora de armario" que tanto se lleva en EEUU pero yo con precios más asequibles para mamás guays.

    ResponderEliminar
  4. María, imagínate nosotras, yo tengo medio armario de una temporada y otro medio armario de otra temporada.
    Por si acaso!
    Necesito a Andrea, pero que se suba para el norte!

    ResponderEliminar
  5. El cambio de la ropa de invierno a verano o al revés es el mal. Hay pocas tareas más aburridas y tediosas que esa, pero claro, salvo que tengas un vestidor descomunal es algo que nos toca hacer a todos. Me gustan tus consejos. Y las camisas y camisetas blancas. Eso también :)

    ResponderEliminar