RECETAS              MENÚS FAMILIARES              CAFÉ DEL VIERNES              FOTOS              CONOCIENDO A...

18/4/14

Tortilla rellena y lectura, un picnic perfecto.

Esta semana la estamos disfrutando de verdad. Me encanta estar en la calle, mejor dicho, en el campo; hace calorcito, brilla el sol y encima, de vacaciones...

Llevaba ya una temporada buscando el momento para hacer tortilla rellena. Hay una historia detrás de ellas. El verano pasado hicimos una escapada de chicas al casco antiguo de Cádiz, paramos a picar algo en un bar muy bonito (El Veedor, en la calle del mismo nombre. Bar y tienda de ultramarinos. La mojama también muy rica) que tenia un montón de tortillas rellenas, todas diferentes, con una pinta estupenda... evidentemente no nos pudimos resistir. Probamos un par de ellas, estaban de muerte. Pedimos la receta... no nos la dieron.  Un par de meses más tarde mi amiga Rocío apareció en casa con una tortilla rellena. Ella es de un pueblo de Burgos que se llama Espinosa y, por lo visto, son típicas de allí. ¡Receta conseguida!



Ingredientes:
Para la tortilla:
cuatro patatas,
cebolla (yo no tenía así que le puse puerro),
un calabacín,
cuatro huevos,
una pizca de sal.

No creo que mis tortillas sean las mejores de Madrid, pero están ricas. Me gusta partir las patatas en láminas finas y el calabacín en rodajas también finitas. Lo pongo todo junto y lo  frío a fuego lento con sal.
Batimos los huevos. Aquí yo lo hago al estilo de mi tía María. Ella siempre separaba las yemas y tía las claras a punto de nieve. Entonces mezclaba las yemas y las ponía sal. Yo sigo haciendo las tortillas como ella.
Cuando ya está la patata la incorporo a los huevos y las dejo un ratito que se mojen bien.
Se cuaja la tortilla.

Relleno:
Jamón y queso.
Atún con pimientos asados.
Setas.
Espinacas
...
lo que se os ocurra.
Yo hice dos, una de Jamón y queso y otra de atún y pimientos (hay que quitar bien el líquido de los pimientos para que se no moje la tortilla). Se coloca con cuidado el relleno encima de la tortilla.

Para terminar:
En la misma sartén que hemos cuajado la tortilla cuajamos una con dos huevos, dándole la misma forma que tiene la de patata. Se coloca con cuidado encima de la otra.

Para disfrutarla bien, nada mejor que con un libro en la mano.

Astrid y Verónika, de Linda Olsson.

Veronika llega a un pequeño pueblo de Suecia en busca de tranquilidad y con la intención de superar una pérdida. Allí conocerá a Astrid, una señora mayor, solitaria, triste y con un pasado...
Entre ambas surgirá una preciosa amistad.
A veces hay que conocer a las personas antes de juzgarlas, dsjarse sorprender por ellas.
Este libro me enganchó desde la primera línea,  sobre todo me engancharon los personajes, su ternura, su calidez...
Un libro que demuestra que no importa la diferencia de edad o  de generación entre dos personas. Una  amistad verdadera puede surgir cuando menos te lo esperas.






3 comentarios :

  1. con ese relleno tiene que ser toda una delicia, bicos

    ResponderEliminar
  2. Vaya pintaza... yo llevo años intentando que me salga la tortilla de patatas y no hay manera.. o se me quema, o se queda cruda por dentro, puajjj! Cómo os admiro a las que tenéis buena mano en la cocina!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la idea... La voy a hacer pronto!

    ResponderEliminar