RECETAS              MENÚS FAMILIARES              CAFÉ DEL VIERNES              FOTOS              CONOCIENDO A...

18/2/14

Pechugas de pollo o pavo caramelizadas

pollo-caramelizado



Siguiendo el menú semanal de la semana pasada, el día 12 de febrero tocaba pollo con curry y arroz (yo iba a hacer la versión light), pero me acordé de que mi prima Nuria hace unos días le pedía a mi tía Mª Jesús (su madre) que le hiciese pollo caramelizado. 

Todo fue vía un chat familiar (tíos y primos) que tenemos en Whatsapp, que es muy ameno. Te enteras de lo que hace todo el mundo, cuando entran, salen, lo que comen, si están malos y si ya se han recuperado. De vez en cuando hay bombardeo de fotos, que saturan el móvil, y 'discusiones' súper graciosas. Y así fue, mi prima Nuria  estaba diciendo a su madre que quería más su hermano porque le había hecho no sé qué plato de comer. Y mi tía, reivindicando que quiere por igual a sus dos hijos, argumentó diciendo que a ella le había hecho unos días antes Pollo Caramelizado.

En medio de esa 'discusión' familiar, tuve que intervenir para pedirle a mi tía que me enviase esa receta, porque solo con el nombre, ya se me hacía la boca agua.

Y mi tía Mª Jesús, que es más dulce y buena que nadie, me la envió enseguida. Un millón de gracias tía. Aquí va...


pollo-caramelizado-ingredientes


Ingredientes
- 3 pechugas de pollo enteras y sin hueso (también se puede hacer con pavo)                
- 2 cebollas, 3 si son medianas  
- Harina para rebozar
- Sal 
Pimienta
- Medio vaso de vinagre de vino
- Medio vaso de azúcar
- Medio vaso de agua
- Aceite de oliva cantidad suficiente como para freir las pechugas.
 
 
Preparación

Cortamos las pechugas en trozos gruesos, como si fueran pechugas pequeñitas, las salpimentamos y las rebozamos en la harina. 
Las freímos despacito en el aceite de oliva, no hace falta dejarlas mucho tiempo porque luego van a dar un hervor en la salsa. Las sacamos del aceite y reservamos.

En ese mismo aceite, freímos la cebolla, previamente cortada en juliana, a fuego medio para que no se queme, dándoles vuelta despacito hasta que esté bien pochada.
A continuación, le añadimos a la cebolla el vinagre, el azúcar y el agua y lo dejamos que cueza hasta que vaya reduciendo y tomando la cebolla el color de caramelo. Cuando está en este punto, incorporamos las pechugas y las dejamos que den un hervor, muy poquito. 

¡Resultado delicioso!

12 comentarios :

  1. Jiji que gracia lo del grupo familiar, pa leeros... jajajajajaa
    la receta me ha gustado mucho mucho. un besote!!
    como agua para chocolate-myriam

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se podría escribir un libro con el contenido del chat!!!. Un beso

      Eliminar
  2. Me apunto la receta, que el pollo me encanta y si es con toques dulces más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene un punto diferente que a mi me ha gustado mucho. Ya nos contarás.

      Eliminar
  3. Mmmm me gusta!! Lo haré un día de estos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me contarás qué talte sale y si te gusta. Un besazo

      Eliminar
  4. Carmen, estoy recién cenas a y me ha entrado hambre al ver las pechugas! Este fin de semana caen seguro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esperamos que os gusten mucho a todos. Un abrazo!!

      Eliminar
  5. Madre mia que buena pinta tiene! Me llevo la receta con tu permiso, gracias por compartir. Un biquiño. La Caja de las Delicias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda para ti!! Ese 'biquiño' me ha encantado. Otro para ti!!

      Eliminar
  6. quiero hacer esto ya!!!!!!! pregunta de inexperta.....la harina de rebozar es diferente de la normal????
    no te rías.....si no no pregunto!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco soy experta... y por supuesto no me río, preguntar es de sabios!
      La compro así en el supermercado y es la que uso cuando frío pescado. Pero si no tienes, puedes utilizar la que tienes en casa normal.
      Ya nos contarás!

      Eliminar