RECETAS              MENÚS FAMILIARES              CAFÉ DEL VIERNES              FOTOS              CONOCIENDO A...

1/2/13

Un Caníbal o Steak tartare, a cambio de una reparación

Es lo que tiene tener un marido informático, bastante apañado, que cuando hay algún problemilla con el ordenador le llaman, y él nunca sabe que hace,...pero lo arregla!. Realmente muchos sabéis de que hablo de los favores entre amigos (el médico, el pintor, el abogado,...).Pues a cambio de arreglar el ordenador a mi amiga Marta ella nos prepara una receta de tradición familiar, que llama Caníbal, lo que para los demás es comúnmente conocido por Steak Tartare.

Este plato levanta odios y pasiones a la vez. Tengo la suerte que David y yo somos unos buenos amantes del mismo, y  que además acabo de descubrir  gracias a Peineta con quien podemos compartirlo.
Si si!!! con la Madre del Gremlin  este es su plato favorito y bien sabe ella con cuanta alegría le invito a comer a mi casa cuando guste!!.

Pero Gremlin, chiquitín tú no sufras si no quieres comer esto, ya se lo toma tu madre que para eso estamos las madres!,y  yo a ti te preparo una tarta de Chocolate "Mejorada", que se que te apetece probarla y tan contentos todos!.



Hoy el favor me lo hace Marta a mi, y me escribe la receta en mi blog. Os aseguro que está riquísimo! gracias querida!

Ingredientes
700 gramos de carne picada, lo bueno es que sea de lomo de buey, porque es más sabrosa,
pero vale de ternera.
Alcaparras (un bote pequeño)
Pepinillos agridulces, tipo gunkel (o algo así), pero que sean de los grandes no los pequeñajos
que están más malos.
Salsa perrins
Sal pimienta
Mostaza (a poder ser tipo liyon)

Preparación
Como la carne nos la vamos a comer cruda YO SIEMPRE LA CONGELO ANTES DE PREPARAR EL PLATO, con un par de días congelada vale.
No sería la primera vez que pido que me piquen un lomo de buey y me miran mal o se niegan
a hacerlo… pero si lo conseguís, que no os la piquen dos veces queda muy pastosa. Yo, alguna
vez, la he picado en la thermomix.
Hay que empezar haciendo una mayonesa un poco especial. La base de esta mayonesa va a ser una cucharada de postre bien colmada de mostaza. Sobre esta se echa el huevo y se hace con aceite de oliva. No añadir nada, ni sal, ni limón… nada.
Cuando ya está hecha, se pone en un cuenco grande, que es en el que vamos a hacer el plato.
A esta mayonesa le añadimos sal, pimienta, y salsa perrins (un buen chorro, pero no os paséis
porque si está insulso se puede añadir un poco más al final) y lo mezclamos bien.

Cogemos unos cuantos pepinillos (de los grandotes) unos 4, y los picamos en cuadraditos, bastante pequeños. Cuando ya están, los añadimos junto a las alcaparras a la mayonesa. Todo
tiene que estar escurrido, no caiga agua a la mayonesa.

Cuando todo está bien mezclado, queda como una salsa un poco líquida (por la salsa perrins) y le añadimos la carne picada.

Hay que removerlo bastante, pero sin que se rompan o se machaquen las alcaparras y los
pepinillos. Cuando veamos que queda totalmente mezclado lo probamos para ver si hay que
añadirle sal, pimienta o salsa perrins.

Lo podemos decorar con rodajas de pepinillo (unas pocas, no muchas)

Lo dejaremos que macere en el congelador un par de horas.

Se sirve sobre pan de molde cortado finito y tostado.

6 comentarios :

  1. Pues tiene buena pinta, sí señor!

    ResponderEliminar
  2. Genial, lo había visto antes, pero hasta este momento estoy prestándole atención y aunque yo no soy de carne cruda, tu receta e parece bastante tentadora!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Challenge accepted!Y esta vez me luciré... me aseguraré de hacerlo estando sola en casa, eso sí. Muchísimas gracias por colaborar con los desvaríos de Peineta, que han hecho de este viernes un viernes más simpático y mejor. Un besazo ;)

    ResponderEliminar
  4. Pues el steak tartare es mi plato favorito!!!!! Y tiene una pinta esta versión....puff!!!

    Muchas gracias

    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Un intercambio de lo más tentador ¡¡me parece genial!!
    Y el caníbal está para devorarlo.

    Besos.

    PD: Mi marido también es informático.

    ResponderEliminar